Nuestro Refugio Seguro

En medio de la adversidad actual, la ansiedad toma lugar, el miedo extiende sus tentáculos
y la duda carcome la mente de muchos; entonces necesitamos preguntarnos: “¿Deberíamos
agradecer a Dios por esta adversidad?”. Y la respuesta debería de ser: “¡Claro que si!”.
Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo
Jesús.
1° Tesalonicenses 5:18 (RVR 1960).

Al escribir esta nota, recuerdo las adversidades y situaciones difíciles que he vivido, y
puedo imaginar cuantas personas se encuentran en pruebas difíciles, ya sea matrimonios en
crisis, infidelidades, separaciones, personas enfermas luchando por sobrevivir, situaciones
económicas, falta de empleo, deudas; en fin, muchos procesos duros.

Es muy difícil dar gracias a Dios cuando se está sufriendo. En nuestra naturaleza
pecaminosa es difícil decir: “Gracias Señor”, pero aun en medio de tu situación, quiero
decirte que ahí está Cristo. Sus brazos de misericordia y gracia están extendidos a pesar del
dolor y la confusión de la prueba. Levanta tu mirada y di: “¡Dios es bueno!”, Él nunca me
ha dejado sola ni lo hará.
Bueno eres tú, y bienhechor; Enséñame tus estatutos.
Salmos 119:68 (RVR 1960).

Es necesario pasar situaciones difíciles, pues ellas evidencian lo que hay en nuestro
corazón, y no porque Dios no lo sepa, pues Él lo sabe todo, pero es necesario que nosotras
nos demos cuenta en quién o en qué está puesta nuestra confianza.
Probablemente tu fe está siendo probada en este momento, pero te animo a que te
mantengas firme. Si así lo haces, esta prueba será de bien para tu vida, porque te hará
depender más de Dios y su misericordia.

Tu fe fortalecida saldrá como ese oro fino que describe la Palabra:
Así que alégrense de verdad. Les espera una alegría inmensa, aunque tienen que soportar
muchas pruebas por un tiempo breve. Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica.
Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la
fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme
en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea
revelado a todo el mundo.

1° Pedro 1: 6-7 (NTV).
Él te sustentará con las promesas de su Palabra:
He guardado tu palabra en mi corazón, para no pecar contra ti.
Salmos 119:11 (NTV).

Su Palabra es Fiel y Verdadera. Tú verás como Dios se glorifica y te prepara para que seas
un canal de bendición para que puedas ayudar a muchos. Cuando tus fuerzas se debilitan,
ahí está Dios para fortalecerte. Jesús pasó una prueba dura hasta la muerte para darnos a ti y
a mi salvación, ahora puedes contar con su amor y compañía por siempre.
Cree y confía en El.

Con amor,
Verónica de Acosta.

Tags:
AUTHOR: Vida a Color
No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.