Cristo es Vida [El Evangelio]

Aunque Cristo es Vida es una verdad eterna y teológica, creemos que tiene una serie de elementos que necesitan ser comprendidas para entender correctamente el evangelio de Cristo Jesús. Definir Cristo es Vida es la más grande y poderosa noticia para toda la humanidad y sobre la cual se fundamenta, rodea, moldea e impulsa todo lo que creemos y hacemos.

 

El evangelio es la buena noticia de la gracia de Dios llegando a un mundo que se muere por su pecado y rebelión a Dios. Es la gran narrativa de la creación, caída, redención y consumación del plan perfectamente ordenado y orquestado por Dios a través de la vida, muerte, resurrección y ascensión de Cristo Jesús.

 

La crucifixión de Cristo es el corazón del evangelio. La muerte de Cristo es el sacrificio de Dios por nuestros pecados. Es un sacrificio sustitutivo y propiciatorio que satisface las demandas de la santa justicia de Dios y calma su santa ira por el pecado del hombre. Esta muerte también muestra su increíble gracia e inmensurable amor por su pueblo.

 

Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre. No hay otro camino. No hay otro nombre en el cual el hombre pueda ser salvo. En el corazón de la sana doctrina se encuentra el evangelio, y el privilegio inmerecido que el pecador recibe de poder tener vida en Cristo para glorificarle por lo que Él hizo en su persona y a través de su obra.

 

Por lo tanto, decir Cristo es Vida es reconocer que Él es vida, Él da vida y la única forma de vida que merece ser vivida es glorificándole en todo lo que somos y hacemos.